Seleccionar página

La Luna nunca deja de sorprendernos, en esta ocasión la NASA publicó una noticia que hace que la idea de mandar humanos para empezar a habitar ahí sea más palpable: Hay más agua de la que se pensaba.

La razón podría ser la siguiente: Hace miles de años, durante la creación de nuestro satélites, el magma rompió la superficie y a su paso cristalizo pequeñas perlas de agua las cuales quedaron atrapadas al interior de las rocas lunares. Cuando el hombre llegó a la Luna, comenzó a recoger muestras y en la década de los 70, las misiones Apolo 15 y 17; recogieron algunas que, estudiadas por los científicos de la NASA, revelaron el líquido almacenado en su interior.

Una vez que recolectaron los datos siguieron con la misión, ubicar los puntos donde se recolectó el material y gracias a estos datos y un orbitador lunar de la India se encontraron “puntos calientes” de material  volcánico rico en agua más allá de los polos lunares.

El descubrimiento de agua en nuestro satélite tiene relativamente muy poco tiempo. En 2008, los investigadores examinaron las cuentas de vidrio de las muestras de Apolo y encontraron las primeras cantidades de trazas conocidas de agua. Un año después, la NASA disparó un misil al satélite para “recoger pruebas acuosas adicionales” y encontraron hielo e hidroxilo (una molécula altamente reactiva asociada con el agua). Desde entonces no han dejado de encontrar pruebas de la existencia de este líquido.

Vía Código Espagueti